Historia de la Fábrica IAME

Brigadier Mayor Juan Ignacio San Martín

El 30 de noviembre de 1951 por decreto nº24.103 se creaba en Córdoba la Fábrica de Motores y Automotores y por decreto nº 22.056 del 12 de diciembre del mismo año se declaraba de interés nacional la fabricación de partes y accesorios, para automotores y maquinaria agrícola. Finalmente el 28 de marzo de 1952, por decreto nº 6.191/52 se creaba Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME), empresa autárquica sometida al régimen de la Ley nº 13.653 de empresas del Estado con las funciones de investigación, fabricación y reparación de material aeronáutico y la promoción y producción automotriz. La iniciativa fue del entonces Ministro de Aeronáutica, Brigadier Juan Ignacio San Martín, quien le propuso al Presidente Juan Domingo Perón la fabricación de automóviles por parte del Estado ante la negativa de varias terminales automotrices que sostenían que en Argentina sólo se podría ensamblar y no producir integralmente automotores. La decisión estuvo basada también en la imperiosa necesidad de actualizar el escaso y obsoleto parque automotor de apenas 450.000 unidades (camiones mas automóviles) disponibles en el país después de la segunda guerra mundial.

La Fábrica

Construcción de uno de los hangares de la fábrica IAME.

La nueva planta industrial se levantaría en las instalaciones del Instituto Aerotécnico . La incorporación de esta industria dinámica a la actividad del Instituto, significó un aumento de su personal del 55% llegando a ocupar entre operarios, técnicos y administrativos 10.000 personas. La fábrica había iniciado su actividad en 1927 bajo la denominación de Fábrica Militar de Aviones (FMA) y su calificado personal técnico estaba orientado fundamentalmente a la producción aeronáutica. Por otra parte, las instalaciones y equipamiento también estaban destinadas a esa actividad industrial, por lo tanto para producir automotores se debió realizar un gran esfuerzo en recursos humanos y en equipos que se sumaron a las instalaciones ya existentes.

Vista aérea de la fábrica IAME.

IAME quedó integrado por diez fábricas: de Aviones, de Motores de Aviones, de Motores a Reacción, de Instrumentos y Equipos (para aviones y automóviles), de Paracaídas, de Hélices y Accesorios, de Máquinas y Herramientas en el área aeronáutica y de Automóviles, de Tractores, de Motocicletas y de Automóviles. Además existía un departamento de Metalurgia común a todas.

Las políticas que se siguieron en estas áreas fueron diferentes. En la aeronáutica se continuaron con los desarrollos tecnológicos que ya nos habían permitido proyectar y construir aviones altamente sofisticados como los Pulqui I y II, convirtiendo a la Argentina en el sexto país del mundo en diseñar y fabricar un avión a reacción, colocándonos al mismo nivel del Mig 15 soviético y los Sabre F-86 norteamericanos.

En cuanto al área automotriz el concepto era diferente, se comenzó a crear la base de una industria de sostén a la futura producción masiva de automotores, para luego, y una vez creadas las condiciones necesarias, transferir la producción a la industria privada. Es así, que a la ya instalada Mercedes Benz en el año 1951, se le sumó Industrias Kaiser Argentina (IKA) a principios del año 1955. Al inicio, estaba compuesta por IKA-IAME, dado que el 25% de las acciones eran del Estado Nacional. De arranque se decide por un vehículo utilitario todo terreno que se denominó "Jeep IKA", cuya matricería para el estampado de carrocería y estructura fue construida en los talleres de IAME.

Así se inició el camino que luego siguió con la radicación de Borgward Argentina , Fiat Concord, Gilera Transax, Forja Argentina e innumerables industrias que se fueron sumando y más de 40 fábricas de motocicletas que poblaron el país, como sucesoras de las gloriosas Pumas.

Proyectos y productos

Grupo de ingenieros desarrollando uno de los productos de IAME.

En un período de alrededor de un año se diseñaron los vehículos, se proyectó y montó la planta de fabricación de 12.800 m2, se instalaron las máquinas, se construyeron los dispositivos, herramental y montajes necesarios, se realizaron los prototipos y finalmente en 1953 comenzó la producción seriada de las chatitas, furgones y sedanes. En 1952 se creó dentro del IAME el departamento de recuperación de tractores Empire (EE.UU), los mismos eran inadecuados para el trabajo en el campo y estaban fuera de servicio, por eso fue que el Brigadier San Martín propone aprovechar sus partes mecánicas, para la producción de un pequeño vehículo utilitario, dando así nacimiento al famoso Rastrojero. El diseño simple y práctico contaba con una cabina metálica de chapas perfiladas o moldeadas y una caja de madera con capacidad de carga para media tonelada. A pesar de su aspecto rústico, el producto era robusto y confiable y en poco tiempo se ganó la aceptación del público.

El 23 de febrero del 52' se pone en marcha el primer motor INSTITEC, impulsor de dos tiempos y dos cilindros desarrollado y producido íntegramente en el país. El 1 de mayo de ese mismo año, en la primera exposición de automóviles argentinos en los salones de Y.P.F., se presentan los autos fabricados por IAME.

Por otra parte, el 7 de octubre de 1952, fue terminado el primer prototipo del tractor Pampa. En menos de 4 meses, Argentina tenía su primer tractor nacional.

La fabricación de motos "Puma" comienza en una pequeña barraca y el 5 de octubre del 52' se terminan las primeras 20 unidades. El 14 de abril de 1953 se presenta el motor modular IAME V8, diseñado por el Ingeniero Ambrosio Taravella.

Esqueleto para el matrizado de la carrocería del sedan justicialista.

El 27 de mayo de 1953 a través del decreto 9170 se crea la fábrica de motocicletas "Puma". Ese mismo año es presentado el primer modelo "Justicialista Sport" de carrocería de fibra de vidrio con motor Porsche, siendo Argentina el segundo país en el mundo en utilizar esta tecnología en la industria automotriz, después del convertible Corvette de la General Motors de Estados Unidos. Se empezó la producción de las Chatitas, Furgones y Sedán Justicialista, y comenzaron a distribuirse a través de la red de concesionarios montada por CIPA, empresa dependiente de IAME. En 1954 se construyen un total de 30 lanchas (entre competición, deportivas y de paseo) y 17 veleros en fibra de vidrio. Se crearon dos nuevos Sport, llamados "Justicialista Super Sport" y "Justicialista Gran Turismo". En el último se probaría el nuevo motor modular V8. Dos prototipos de este modelo equipados con motor Porsche fueron expuestos en el Hotel Waldorf Astoria de Nueva York donde el 12 de Febrero de 1954 obtuvieron el premio a la elegancia. Para su producción seriada se optó por una versión de techo duro 2+2 de la que se produjeron hasta fines del año 1955, 167 unidades.

Después del golpe

En 1955, luego del sangriento golpe de estado y por decreto Nº 4161, se prohíbe mencionar la palabra Justicialista, pasando los vehículos a llamarse: Camioncito liviano, Sedán y Furgón Institec, dejándose de fabricar el modelo Sport y se abandona el desarrollo ya avanzado del motor modular V8, el cual hubiera dado un gran impulso a la industria automotriz argentina. La denominación IAME siguió hasta que en el año 1957 por decreto ley 766, del 23 de enero, se remplazó por DINFIA (Dirección Nacional de Fabricación e Investigación Aeronáutica), cambiando así el nombre nuevamente de los autos: Sedán y camioncito "Graciela", con motor de tres cilindros dos tiempos importados de Alemania Oriental.

En 1962 sale el Rastrojero P62 en reemplazo del RD, su principal diferencia es el parabrisas enterizo. Ese mismo año, se deja de fabricar el Sedán Graciela y se comienza a estampar parte de la carrocería del Wartburg 311, se importa el panel de instrumentos por completo y fueron lanzados al mercado con los nombres de "Graciela GW". Su producción se mantuvo hasta el año 1964.

En 1967 se sanciona la ley 17342 con fecha del 11 de Julio en la cual se dispone respecto a DINFIA, que todo lo concerniente a la actividad aeroespacial pase a depender del Ministerio de Defensa con la denominación de IME (Industrias Mecánicas de Estado). En diciembre de 1971 por ley Nº 19400 se transforma en IME S.A , regida por la ley 17318. Ese mismo año IME S.A presenta en Córdoba el modelo M 91, con motor de 6 cilindros y con una capacidad de carga de 3500 kilos. Este es el último de los modelos.

La producción se mantuvo en constante crecimiento pasando de 3.964 unidades en 1959 a su récord de 12.500 en 1975. Además del Rastrojero Diesel, la línea de vehículos utilitarios se completaba con los camiones medianos O68 y F71. Sobre la base de estos modelos IME surgieron diferentes versiones realizadas por empresas carroceras, como el doble cabina, rural, furgón, minibús, ambulancia, etc. Estas variantes satisficieron durante años diversas necesidades del mercado, especialmente fueron muy útiles en el ámbito de las empresas públicas. La producción total de la empresa fue de 149.710 vehículos.

El Final

Lamentablemente en plena dictadura del "Proceso de Reorganización Nacional", por decreto 1448/80 del 11 de abril de 1980 y por intervención del Ministro de Economía Martínez de Hoz se cierra definitivamente IME S.A. En el momento de su cierre, la empresa contaba con más de 70 proveedores, 100 concesionarios, repuesteros en todo el país y más de 3000 empleados. Su vehículo más popular , el Rastrojero Diesel, dominaba cómodamente el mercado de pick ups diesel con el 78% de participación.

Su calidad y confiabilidad fue reconocida también en el exterior y muchas de estas unidades fueron exportadas a Cuba, Chile, Perú, Uruguay y Bolivia.

De todas maneras el Rastrojero (la camioneta del pueblo, ni mas ni menos, lo justo) fue una demostración de nuestra capacidad utilizando tecnología propia que a mas de 25 años de haber cesado su producción se mantiene en vigencia, como lo demuestra la gran cantidad de vehículos que podemos ver actualmente trabajando en la calle. "Un verdadero clásico argentino".